domingo, junio 03, 2007

Un glorioso arco iris en el alma

Julio es el primero en viajar en el tiempo. En una ceremonia muy televisada, sube al aparato y saluda. Diez nueve. Fuipp, la maquina desaparece un instante y vuelve a aparecer, pero ahora está oxidada y polvorienta. Sale el hombre pero ahora es mucho mayor. Su italiano está contaminado de una lengua futura. Veinte años hace que partió, con la instrucción de regresar a la semana.
En el futuro, dice, todos llevan un glorioso arco iris en el alma. Sabía que si volvía a la semana, nunca me dejarían regresar. Pero ahora he vuelto, y vuelvo con la palabra. Yo traigo el futuro.
Julio se encierra a escribir su libro. Sabe que el es el primer motor. El logrará que ocurra. La causa y la consecuencia son intercambiables: el creó el futuro del que viene. Afuera, las cámaras filman la ventana con la esperanza de capturarlo cruzando el pasillo. El mundo está en vilo, nadie habla de otra cosa. Mucha gente se opone a que se publique lo que Julio está escribiendo, sea lo que sea. Se hacen preparativos para enviar a un segundo hombre.
El segundo hombre es una mujer. Mariana se sube a la maquina, saluda. Fuipp. Aparece en el futuro, unos días antes de que llegue el primer viajero. En efecto, todo es hermoso y confuso.
Mariana y Julio se conocen y viven juntos tres años idílicos, enamorándose del futuro a la vez que del otro. Mariana decide regresar, tiene una hija de doce años y no quiere volver siendo una mujer vieja. Se separan dolorosamente. Ella está embarazada pero aun no lo sabe.
Fuipp. Lo primero que ve Mariana es la cara de Julio, veinte años mayor, sonriendo. Le dice que el futuro, por maravilloso que fuera, no se comparaba con media caricia de sus manos. Si no había regresado hasta ahora era por el libro, del que ella le había hablado, el que justificaría su existencia. Se casan y nace la hija. Julio se divierte diciendo que es hija del otro. Tu ex, le dice.
Julio escribe el libro. Las imprentas del mundo no dan a basto para suplir la demanda. Cada persona que lo lee, siente la semilla de un arco iris, un glorioso arco iris, en el alma.




13 comentarios:

Crissi dijo...

Foi, sem duvida, a primeira pespectiva de uma futuro pacifico de um passado conturbado que a humanidade já ouviu.

Deveriamos avisar a Al Gore!

Onde me escrevo?

Arielita Barcos dijo...

Aviso, antes que nada, que si esto era una adivinanza, no la entendí.
Prosigo.
Te felicito por ser un ser humano muy prolífico en obras y nada machista en ideologías (la frase "el segundo hombre es una mujer" es... comedia ontológica)
Quiero decir que los mejores nombres para cuentos sobre el tiempo son Julio y Eloy.

Anónimo dijo...

la excelente sencillez de la redacción es un gran mérito con raíces en el arcoiris del presente.

papaf

Anónimo dijo...

fuip!
volví

papaf

sinonimo dijo...

que osadia.

sinonimo dijo...

elejistes las palabras arcoiris y alma aprosopito?

abus dijo...

oh el amor, el amor, el dibujito, para que no digan que la juventud de hoy día es pesimista.

Los detalles dificiles causa-consecuencia del tiempo, geniales, y no hay ni un Michael J Fox de por medio. Mateo 1, Zemekis-Gale 0.


Che, que moderno está todo esto, Re canchero Mat. Canchero es la palabra.

elipsis lit nueve segs dijo...

ah, y el diez nueve fuipp: !!

breton dijo...

Gustó.
Todos quieren volver al futuro II.

Gugú dijo...

te crees muy tierno, no?

Gugú dijo...

te crees muy incomprendido, no?

vina apsara dijo...

te crees muy feo, no?

Christian Schmiegelow dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.