domingo, febrero 13, 2011

Cómo ver el universo con bastante claridad

  1. Si sobre la “mesa” hay un paquete abierto de “galletitas”, guárdelas (junto con cualquier otra “cosa” que haya en la “habitación”) en un “cajón” de la “cómoda.” Si la “cómoda” se encuentra dentro del “cuarto”, deberá también ser guardada con las “galletitas”. Este primer paso es imprescindible, ya que es tan vasto el universo y tantas las “cosas” que hay en él, que la presencia concreta de un “objeto” cualquiera le impediría soltar la ilusión de que la “galletita” no es parte de “usted” cuando está sobre la “mesa”, pero lo es cuando la come.
  1. Notará que al inhalar, lo que estaba “afuera” pasa a estar “adentro”, y luego sale cuando exhala. A esto lo llamamos respirar. Hágalo normalmente.
  1. Active tres chakras a elección. La activación económica de una chacra de cría de animales domésticos también será aceptada.
  1. El cuarto paso es tan evidente que ni hace falta anotarlo.
  1. Repita el cuarto paso pero sin emplear las varillas y usando moldes nuevos. A esta altura ya debiera estar viendo una nublada imagen del universo, los contornos serán lo más nítido y a color, y hacia el centro se irá empastando. Este fuera de foco es provocado por sus miedos e inseguridades. Usted no quiere ver realmente el universo, farsante. Usted sigue encantado con los fragmentos, cobarde. Era de esperarse esta actitud de semejante pusilánime.
  1. Disculpe el abuso verbal del paso anterior, pero era necesario. Usted debe ahora sentirse insignificante ante la enormidad del cosmos, debe sentirse una basura banal, una nada intrascendente. Sólo cuando su autovaloración haya alcanzado un punto insosteniblemente bajo, su psique esgrimirá un último recurso salvador, la única alternativa a la crisis nerviosa, y comprenderá que, lejos de ser una ínfima parte de ese todo, usted es el todo mismo. Nada puede empezar o terminar, ocupando un espacio limitado. No existe un número más grande que uno.
  1. Y ahí lo tiene al universo, todo lleno de puntitos.

10 comentarios:

quelindalluvia dijo...

lo peligroso de éste tipo de manuales es que si algo sale mal lo que se juega es muy grande. siempre lo dije.
yo, por mi parte, quedé como medio entre comillas.
algo así "."
algo así "1"
algo así ""

Bretón dijo...

Ahora quiero galletitas.

Muy buena Mat, es bueno leerte después de tanto tiempo.

El cuarto y quinto pasos fueron los más determinantes y entretenidos para mí.

Tomás en Shorts dijo...

creo.... creo que lo vi.
es todo blanco y está lleno de tiendas de ropa el universo?




que bueno que estes de vuelta! aunque sabemos qu esos como las peores minas. volves para darnos un toqeu y después te borras por meses

Marcelo B. dijo...

Nada puede empezar o terminar, ocupando un espacio limitado. No existe un número más grande que uno.

Tus intuiciones no tienen fondo.

enaguasdeplastilina dijo...

las comillas me hacen sufrir mucho pero me encantan las instrucciones. si conseguís un servicio de telegramas ultraterrenal, te diría que se lo mandes a hegel, le va a copar, seguro.

ps. de haber otra oportunidad te lo haré saber, y así sucesivamente hasta que me muera, o me olvide, o asistas, u otra variable que no este considerando ahora.

jaqueca comunal dijo...

yo me equivoqué en la segunda y arrastré el error hasta el final

ariela dijo...

Está para tatuárselo en las pupilas, digo yo

Boy dijo...

Universo?
Un verso!

pf

pa que sepas que lo vis y me gustó pero no tengo nada que agregar al infinito.

Anónimo dijo...

con varillas y moldes nuevos....

ra raiuuuuu ra raiuuuuu

Anónimo dijo...

yo ya traje uno de mi chacra, porque en la blogosfera el tiempo se va a la mierda!
yo elegí de a puntitos porque me place, usted puede elegir cualquier unidad mínima que le venga en ganas....
taz
bra ba biuuu