martes, diciembre 13, 2005

He had never heard of corduroy, true story. (1,2,3,4)

1
Cuando sacó la plata para pagar los tragos, su alianza cayó de su bolsillo y rodó hasta golpear la pata de una mesa. Se miraron un instante en el silencio entre dos canciones. Después ella sonrió y se agacho a buscarlo. “Se le cayó esto, señor” y se fue sin saludar.

2
Uno de mis primeros recuerdos es estar sentado en un sillón enorme mirando por la ventana la mesa ya vacía en el jardín. Vi sin asombro como el mantel blanco se convertía lentamente un cuervo.

3
Al segundo día de caminar ya había vuelto al lugar del naufragio. La proa del barco asomaba aun entre él y el horizonte. Se quedó quieto un rato, aunque llovía, y después escribió en la arena la marca de su reloj. Debajo de un árbol se quedó esperando la marea.

Cuarto
Por cuarta vez en la noche repasamos la coartada. Un cuarto de hora después llamamos al cuartel. Cuatro oficiales abrieron el cuarto en al que yacían los cuatro muertos. Alguien preguntó la hora. “las seis y veinte” dije.

8 comentarios:

Mateo dijo...

El titulo se lo robé a Mikel, pero no me siento culpable porque el se robó mi olor a chivo.

jaqueca comunal dijo...

mentira

vos te robaste el mío.en realidad te lo vendí,pero ahora lo extraño y pienso que en realidad ningún precio valía la pena

tazelaar dijo...

a mi me gusta el dos

tazelaar dijo...

porque los otros tres tanbien

josephine dijo...

a mi me gustan todos! (y no por que sos vos matu) (enserio) (posta) (que esto de que me esté asegurando de que me crean que me pueden gustar todos no implique que crean que estoy mintiendo) (eh!) (no miento matu) (me gustan todos enserio)

breton dijo...

sip, muy buenos los cuatro
me dan ganas de volver a escribir
talvez mañana

Anónimo dijo...

a mi me gusto el cuatro.. por su final inesperado ;)

Anónimo dijo...

Felíz Navidad mat!
Vicky!