jueves, agosto 11, 2005

tres tristes tigres comen trigo en Guatemala

A pesar de poder ser muy cruda, Natasha se impresiona con gran facilidad. Por ejemplo, el sutil temblor de un flan recién apoyado en la mesa, puede producirle un ataque de histeria del cual solo sale después de que ernesto y yo lo propinemos unas bofetadas. Yo trato de aplicar la fuerza justa. ernesto se propasa.

ernesto es muy eficiente. Su proceder cotidiano es milimétrico y calculado. Llena cuadernos de hojas cuadriculadas con anotaciones y cuentas que Natasha y yo no entendemos pero intuimos geniales. Un día ernesto trató de enseñarnos la mejor manera de preparar el desayuno, pero, al ver que no seguíamos su explicación, perdió la paciencia y hubo que internarlo por dos semanas. Como ernesto siempre lleva la llave de la heladera en el bolsillo, esas semanas Natasha y yo no comimos. Natasha murió de hambre y cuando ernesto volvió del hospital se alegró mucho porque un cuarto de la casa había sido liberado para usos más eficientes. Yo, que estaba triste, no compartí su júbilo.

Los días que pasan una de Chuck Norris, apagamos la tele. En esas ocasiones, nos gusta recordar, con risas solapadas y los ojos húmedos, tiempos pretéritos. Una vez nos acordamos de una vez que nos habíamos acordado de una vez. Sentimos que la vida no era sino un túnel de paredes inciertas que se desdibujaban por obra de las imperfecciones de la vida anímica.

Natasha, que es la más esotérica, una vez me tiró las cartas. Por la ventana.
Bazzzzinggg.

El primer día de Hanuka, Natasha me regaló veintiséis armónicas cromáticas.
El segundo día de Hanuka, Natasha me regaló un alfiler de gancho con su sangre en el filo.
El tercer día de Hanuka, Natasha me regaló cuarenta kilos de heroína.
El cuarto día de Hanuka, Natasha no me regaló nada. Pero salimos a comer y pagó ella.
El quinto día de Hanuka, Natasha me regaló una bolsa de aserrín.
El sexto día de Hanuka, Natasha me regaló un desodorante de ambiente.
El séptimo dia de Hanuka, Natasha me regaló otra bolsa de aserrín.
El octavo dia de Hanuka, Natasha me regaló la filmografía completa de Chuck Norris en DVD.

4 comentarios:

papaf dijo...

Estamos juntando firmas para la inmediata resureección de Natasha.
Haremos huega de hombro
y pondremos piquitos en las autposias de acceso.
La sangría debanana no será negociada.
Si te vistes no me acuesto.

simon dijo...

achis

Gugú dijo...

salud

breton dijo...

muy bueno, te mereces un bolsa de aserrín y una inyección de morfina