domingo, setiembre 25, 2005

Diez años

Como vivimos requetecontra cerquita de la mar, en verano nos afeitamos bien y bajamos a disfrutar un poco del sol. Pero con sombrilla y protector antisolar. En la arena hay que estar mirando siempre a Natasha porque tiene una predisposición natural a convertirse en arena. Cada vez que, por algún descuido mío o de ernesto, Natasha torna en las mínimas lapidas del tiempo, ernesto y yo nos pasamos horas buscando los granitos y siempre ocurre que algunos se pierden. Natasha, consecuentemente, esta dejando de existir en cuotas. No os preocupéis, dice Natasha, ahora cabo en lugares en que antes no escupía.

Al ser ernesto ciego, cuando se mete en el mar no sabe para qué lado está la playa. Una vez terminó nadando hasta África, pero como es ciego no se dio cuenta. Volvió un día que se cayó en un charco y nadó hasta acá. Por las arrugas de nuestras caras, dedujimos que habían pasado diez años desde la última vez que nos habíamos visto.

3 comentarios:

breton dijo...

Estos son los mejores, estan siempre al borde de perder todo sentido pero lo matienen y con mucho estilo
saludos

ParisSinMi dijo...

Me gusta mucho esto.

ParisSinMi dijo...

ehm, voy a ver los Flash, y se me traban... es decir, hay animacion 0,0001 segundo y mueren.

Soy yo, mi Pc, o ellos?


saludos!