sábado, octubre 01, 2005

Terribles eran Natasha y ernesto. Terrible era yo.

Terribles éramos los tres. Los demás, que lo notaban, sentían un miedo enorme. Les caía una gota de sudor por el hueco de la espalda y se humedecían sus camisas; tal era su temor. Natasha, aunque no era más terrible que ernesto o que yo, era la que más miedo suscitaba. ernesto y yo nos alegramos de que, por el momento al menos, estuviera de nuestro lado. Un crítico de arte que miraba de lejos pensaba que ese día seria su último. Así de terribles eran Natasha y ernesto. Así de terrible era yo.

Terribles éramos los tres. Temblaban todos de miedo y de frío (sus camisas húmedas). ernesto mostraba todos los dientes y miedo es lo que producía en los demás. En un momento, que fue breve pero intenso, miedo sentí yo también. Sentí miedo a pesar de conocer la farsa secreta que nos hacia terribles. Yo sabía pero temía, yo sabía y temía.

Terribles éramos los tres. Una niña, una infante, forzaba una valentía transparente que no engañaba a Natasha y que no engañaba a ernesto. A mi no me engañaba. La niña, la infante, parada con las piernas un poco separadas y los brazos rígidos al costado del cuerpo, balbuceaba una oración a un dios pagano mientras nos miraba iracunda. Miraba a ernesto y a Natasha con ira. A mi me miraba con ira.

Terribles éramos los tres. Y terribles eran nuestros gestos. Y terribles nuestras ropas y nuestras almas. Y terribles nuestros ojos y nuestras vidas. Y terribles eran nuestros pasados. Terribles eran nuestras ideas y nuestras mentiras. Y también nuestras verdades y nuestros dedos. Eran terribles nuestras amistades y nuestras mascaras. Terribles, eran Natasha y ernesto. Terrible era yo.

Terribles éramos los tres. Y si nos mirábamos entre nosotros, no éramos terribles sino hermanos. Terribles éramos los tres y no hubiésemos querido ser de ninguna otra manera

7 comentarios:

maik dijo...

nuevamente me palpita la secrecion de emociones.y obviamente las emociones son,que mas, terribles.

Gugú dijo...

Ufff, MaT.
Güenísimo!

You're still number one on my list*

Mateo dijo...

Gracias Maik, gracias Gu.

tazelaar dijo...

"y terribles nuestras verdades y nuestros dedos",un punto alto, alto.

tazelaar dijo...

no me sale no transcribir

tazelaar dijo...

ni, ni!!!!!!!!!!

slaves&bulldozers dijo...

Es terrible como el ser terrible puede a su vez no serlo... una farsa misteriosa... una verdad escondida. Miradas que se encuentran y se esquivan...