martes, octubre 18, 2005

Un chilly bastante picante

Muerte Roja aun recordaba, a través de las sangrientas imágenes que conformaban su pasado, las manualidades que le habían enseñado en el correccional de menores. Enhebró el hilo en la aguja con la destreza y el pulso de un enfermo de parkinson y se entregó silbando a su trabajo. El cadáver a sus pies aun movía los ojos, pero Muerte Roja ya conocía las pequeñas idiosincrasias de la vida póstuma y no se dejó impresionar. Hurgó en los bolsillos de su padre muerto y encontró un paquete de cigarrillos Richmond. Le propino al cuerpo una patada en las costillas con la punta metálica de sus botas de cuero. “Maldito tacaño, ¿A esto le llamas tabaco?”.

El plan (concebido en un estupor de drogas baratas y alcohol de farmacia) era coser la mano derecha con el pie derecho y la mano izquierda con el pie izquierdo. Así podría colgarse el cadáver como una mochila y cruzar la frontera a Méjico sin suscitar sospechas en los adormecidos agentes de aduana. El efecto de las drogas ahora se diluía y Muerte Roja seguía el plan con más diversión que certeza. La aguja atravesó fácilmente la piel y la escasa carne de la mano, pero la oxidada punta se detuvo al contacto con el hueso y Muerte Roja suspiró un poco molesto. Buscó el martillo que guardaba debajo del asiento de su Ford 47 y reanudó la costura con nuevos ánimos, empujando la aguja con delicados golpes.

Hubiera sido más fácil cavar una fosa y deshacerse del problema al costado de esa carretera sureña. Después de todo cavar fosas era una destreza que dominaba en todos sus aspectos. Pero la rutina empezaba a aburrirlo y siempre había querido saber que gusto tendría un “chilly” hecho con la carne de su padre.


Las verdaderas aventuras de Muerte Roja estan aca: Slaves&Bulldozers

6 comentarios:

Gugú dijo...

genial coloradito!

ahora a ver que pone don slaves...

slaves&bulldozers dijo...

Ehhhh.... le regalo el personaje!! usted lo desarrolla mucho mejor que yo! estoy anonadado...

Mateo dijo...

Mentira, pero gracias. A ver ese Natasha ernesto y vos

slaves&bulldozers dijo...

mmmmm.... ahora le tengo terror a publicar...

breton dijo...

Mateo: exelente, muy fiel al estilo de muerte roja.

Slaves: no se que cagada te mandaste en tu blog que ya no se puede comentar...

Pies Ligeros dijo...

Y fijate cómo los más brutales pueden materializar el “tango” de los pueblos. ¿O no decimos todos que los padres son una mochila? Ya se escuchan las nuevas amenazas: “dejate de joder porque te coso!”